Cómo reconocer al gato europeo

Puede sonar extraño, pero es cierto: el gato europeo, también conocido como gato europeo de pelo corto o "celta de pelo corto", es una raza felina por derecho propio. Esto no significa que todos los gatos del campo o los callejeros que viven en la ciudad sean necesariamente europeos. De hecho, se trata de una raza felina con normas específicas y bien definidas, que el criador debe conocer y cumplir para poder hablar efectivamente de un "gato europeo".

Origen

El gato europeo de pelo corto se conoce en Italia como gato europeo, pero a menudo se le denomina gato celta de pelo corto. Se cree que desciende del gato montés, una subespecie de pequeño felino originaria del norte de África. Este origen común estaría confirmado por las similitudes anatómicas entre las dos especies de felinos. Los ancestros de nuestro gato europeo llegaron a nuestro continente en barcos norteafricanos y pronto se extendieron por todo el mundo. En las granjas, sobre todo en el pasado, estos animales inteligentes y dinámicos se utilizaban para cazar ratones y ratas. El pelo corto europeo tuvo especial éxito en Escandinavia, donde aún hoy se encuentran la mayoría de los criadores.

Esta particular raza felina fue mencionada por primera vez en Finlandia en 1926 y posteriormente en Suecia en 1947. La primera hembra europea inscrita en los registros oficiales como miembro de esta raza se llamaba "Ujan" y estaba registrada en el club felino sueco "SVERAK". Antes de la introducción del estándar de la raza en 1982, el gato europeo todavía se contaba entre los británicos de pelo corto. La Fédération Internationale Féline (FIFe) no reconoció la raza europea de pelo corto como raza felina independiente hasta 1982. En la Federación Mundial del Gato (WCF) esta raza sigue llamándose Celtic Shorthair.

Indiscutiblemente también hoy en día, cuando se habla de razas de gatos, "europeo" es sinónimo de gato doméstico común, aunque no es una identificación correcta en absoluto. El pelo corto europeo es, de hecho, una raza por derecho propio, con su propio estándar y pedigrí. El término genérico "gato doméstico", en cambio, agrupa unas cincuenta razas de felinos y representa una clasificación sistemática mucho más amplia.

Aspecto

El cuerpo del pelo corto europeo es robusto y musculoso. Tiene un pecho amplio y unas patas fuertes, sólidas y de longitud media, que terminan en unas extremidades fuertes y redondeadas. Anatómicamente, sus características físicas lo hacen indistinguible del gato doméstico europeo común. El gato europeo de pelo corto es generalmente un gato de tamaño mediano a grande. Su cabeza es bastante grande y ancha en relación con su cuerpo, y su hocico da una impresión de redondez, aunque es más largo que ancho. La frente y el cráneo son ligeramente redondeados, las mejillas están bien desarrolladas. Una de las pocas diferencias entre el gato doméstico común y el europeo de pelo corto es el pedigrí.

Peso

Según el estándar de la raza, el peso de un europeo es de entre 4 y 6 kg para las hembras, mientras que los machos deben pesar entre 5 y 7 kg.

Carácter

El europeo está considerado como un gato extremadamente adorable. Es una raza de gato inteligente, juguetona y amable. Este gato suele disfrutar de la compañía de las personas y es paciente con los niños. Sin embargo, esto no significa que sea un gato con un temperamento plácido. Debido a su pasado, el pelo corto europeo ha conservado un fuerte instinto de caza (le gusta cazar en cuanto puede) y siempre está al acecho de nuevas aventuras. Al mismo tiempo, está muy apegado a las personas.

Por lo tanto, por un lado, aprecia mucho el tiempo que pasa abrazado a su dueño y, por otro, es un gato que siempre quiere involucrarse en actividades aventureras y divertidas. Como gato doméstico, el European Shorthair necesita un alto nivel de actividad, dada su gran necesidad de moverse, y necesita poder variar el tipo de estimulación que recibe. Por ello, esta raza se encuentra más a gusto si puede vivir al aire libre. Su carácter equilibrado, independiente pero cariñoso y dulce lo convierte en un gato familiar perfecto.

Alimentación

Los gatos europeos no tienen requisitos nutricionales particulares. Sin embargo, hay varios factores que deben tenerse en cuenta y que afectan a la dieta de un gato: la salud, la edad, el nivel de actividad y las condiciones de vida son los aspectos clave. Por ejemplo, si su europeo vive exclusivamente en el interior, es importante evitar que gane demasiado peso, por lo que debe prestar mucha atención a su dieta. Por supuesto, los bocadillos para gatos están permitidos, pero con moderación. Por eso es esencial adaptar la dieta de su animal a sus necesidades nutricionales.

Los gatos son básicamente carnívoros estrictos, y en la naturaleza comen ratones, pequeños roedores y aves. Por tanto, un europeo necesita una dieta rica en carne, principalmente proteínas, baja en carbohidratos y media en grasas. A la hora de elegir el alimento para su mascota, ya sea seco o húmedo, debe comprobar siempre que sea de alta calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad