Exótico de pelo corto

¿Eres fan de Garfield? Entonces el Exótico de Pelo Corto es la raza para usted. Al fin y al cabo, el famoso gato astuto de los cómics y los dibujos animados, tan dulcemente perezoso y a la vez irónico y cariñoso, con sus patas cortas y rechonchas, su gran cabeza y su nariz ligeramente aplastada, se inspiró en el Exotic Shorthair.

El "persa de los perezosos"

En Estados Unidos, el Exotic Shorthair, un cruce entre un gato persa y un British Shorthair o un American Shorthair, se llama en broma "el persa del perezoso". De hecho, el Exótico de Pelo Corto tiene todas las características positivas del Persa, pero al mismo tiempo, gracias a su pelaje corto, es mucho más fácil de cuidar que sus parientes de pelo largo.

Aparte del pelaje, en realidad no hay diferencias significativas entre esta raza y los persas. En varias asociaciones felinas nacionales, el Exotic Shorthair figura entre los gatos persas. Hoy en día, las dos razas comparten el mismo estándar. En 1983, la Fédération Internationale Féline (FiFe) identificó al Exotic Shorthair como una variante de pelo corto del gato persa.

Origen

Los científicos sospechan que los ancestros de los gatos persas ya existían en la antigüedad. No cabe duda de que se trata de una de las razas de gatos más antiguas. Sin embargo, a la luz de recientes estudios genéticos, es controvertido si estos gatos son realmente originarios de la región persa de Jorasán (actual Irán), de donde se dice que el viajero italiano Pietro della Valle los trajo a Europa en el siglo XVII.

También se dice que el francés Nicolas Claude Fabri de Peiresc trajo los primeros gatos a casa desde Asia Menor a mediados del siglo XVII, pero no hay forma de saber o probar que estos gatos, que pronto se llamaron "persas", sean realmente los ancestros de la raza felina que conocemos hoy.

Además, un estudio de 2014 publicado por la Universidad de Missouri (EEUU) demostró que la actual raza persa es en realidad el resultado de un cruce en gran medida aleatorio entre diferentes ejemplares del gato doméstico ruso.

Estos nobles gatos de pelo largo alcanzaron la cima de su fama mundial en 1871, cuando la reina Victoria de Inglaterra compró dos gatos azules en una exposición en Londres.

Así es como los británicos también se convirtieron en un punto de referencia en la cría de persas. La variante de pelo corto, en cambio, se originó en Estados Unidos en la década de 1950. Los criadores de American Shorthair empezaron a cruzar los populares pero exigentes persas con sus gatos de pelo corto, sólo para satisfacer la demanda de un persa con un pelo menos largo y por tanto más fácil de mantener.

Éxito

El experimento tuvo éxito: los descendientes de persas y shorthairs pronto demostraron ser tan sociables y cariñosos como los persas de pelo largo, pero de pelo más corto. Muchos criadores de persas empezaron entonces a criar el Exotic Shorthair y siguieron difundiendo esta variante de la raza cada vez más. En 1967, el Exotic Shorthair fue reconocido como una raza separada en los Estados Unidos.

Aspecto

Hoy en día, el Exotic Shorthair está disponible en todas las variantes de pelaje del persa. Además de los colores más comunes (self y thinned self) de blanco, negro, azul, rojo, crema, chocolate y lila, el persa también existe en las variantes menos comunes plata y oro, sombreado y ahumado, chinchilla, tortie, tabbie, white-spot, colour-point, tigre y arlequín. Debajo de su espeso pelaje, el Exotic Shorthair tiene una gruesa capa inferior que no permite que el pelaje se adhiera al cuerpo, lo que le da su característico aspecto de "felpa".

En general, el Exotic Shorthair -al igual que el personaje de dibujos animados Garfield- tiene un aspecto muy amable y astuto. Este gatito de tamaño medio-grande es más bien fornido y se sostiene sobre patas cortas y robustas que terminan en una forma suave y redondeada.

Lo que complementa perfectamente el aspecto de osito de peluche por el que es conocido. Los machos adultos pueden pesar hasta 9 kg, mientras que las hembras pesan alrededor de 4-7 kg. Perfectamente armonizada con el cuerpo más bien fornido, la cabeza de esta raza felina es grande y robusta. Una característica típica de los gatos persas. Su cráneo macizo y redondeado y su hocico plano con su característica nariz corta y ancha le dan un aspecto inconfundible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad