Lenguaje del perro: Cómo aprender a entenderlo

Si has vivido con un perro durante algún tiempo, probablemente ya se entiendan a la perfección. En cambio, a las personas inexpertas a veces les resulta difícil llevarse bien con su mascota. De hecho, no siempre es fácil. Pero cuando los humanos y los perros no se entienden, las consecuencias pueden ser desagradables: por ejemplo, un perro puede morder a alguien pensando que está ayudando a su humano. Descubramos juntos cómo puedes aprender a entender el lenguaje del perro.

¿Por qué es tan importante entender el lenguaje de los perros?

Los malentendidos entre humanos y perros pueden convertirse en un problema. Por eso es esencial que entienda realmente el lenguaje de su perro. Antes de morder, por ejemplo, su perro suele mostrar a su manera que algo va mal. El problema surge cuando estas señales de alarma se ignoran o se malinterpretan.

Pongamos otro ejemplo: hay una gran diferencia entre un perro que no te obedece porque no está de buen humor y otro que te ignora porque tiene miedo de la situación en la que se encuentra. Quizá la razón por la que no te hace caso si le dices "¡Siéntate!" es que estáis en la calle y tu peludo tiene miedo a los coches. Saber cómo se siente realmente tu perro puede ahorraros a ambos mucho estrés.

¿Cómo se comunican los perros?

Nuestras patas saben comunicarse con los humanos de forma diferente a como lo hacen con otros perros. Ruidos como ladridos, gemidos, aullidos, gritos o gruñidos forman parte de su "lenguaje" explícito. Básicamente, es su forma de "hablar".

Pero los animales no sólo usan su voz para comunicarse: utilizan todo su cuerpo. Los gestos y la mímica son fundamentales y forman parte del llamado "lenguaje corporal". Dos ejemplos son mover la cola (mover el rabo) y mostrar los dientes. Con estos gestos el perro se hace entender muy claramente.

Los ladridos, parte fundamental del lenguaje canino

Hay muchas razones por las que los perros ladran, por ejemplo porque tienen hambre o sed, porque quieren salir a pasear o porque les gustaría jugar con su humano… A menudo hay una necesidad de llamar la atención detrás de este gesto.

Incluso cuando ladran, el lenguaje de los perros suele ser ambiguo. Los perros también ladran cuando quieren avisar a sus dueños de la presencia de un ladrón. Pero también lo hacen si se sienten amenazados y con miedo.

Normalmente, si la advertencia de los ladridos no tiene el efecto deseado, el siguiente paso es enseñar los dientes. Por desgracia, el famoso dicho "el perro que ladra no muerde" no siempre es cierto.

El significado de los aullidos

Los aullidos y los gemidos también forman parte del lenguaje del perro y pueden tener distintos significados según la situación. Los perros suelen quejarse porque no pueden esperar a salir a dar un largo paseo con su humano. Pero también lloriquean por miedo y frustración.

Se sabe que los perros son animales de manada. Por eso, muchos de ellos sufren una gran ansiedad de separación cuando tienen que quedarse solos en casa durante largos periodos. En estos casos, aullarán y a menudo se quedarán sin voz durante horas.

Los gruñidos como forma de comunicación

Detente ahora o habrá problemas". Podemos considerar el gruñido del perro (es decir, el sonido de gruñido) como la última advertencia, la que precede a la mordida. Por lo tanto, nunca debe subestimarse.

Por extraño que parezca, si su perro gruñe de vez en cuando, no hay de qué preocuparse. Al contrario. Nunca debes impedir que tu perro gruña, y mucho menos castigarlo. Los perros a los que no se les permite gruñir pueden sentirse obligados a morder inmediatamente, sin dar primero el típico gruñido de advertencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad