Todo sobre el Boxer: Carácter y educación de esta raza de perro

El bóxer es una raza de perro que a menudo se percibe como tendente a ser peligrosa y agresiva. En realidad, como veremos, es sólo una cuestión de percepción, ligada a su historia. Empecemos por aquí.

Origen del boxer

El bóxer alemán es una raza de perro de la familia de los molosoides. Sus orígenes se encuentran en Alemania, en Múnich.

Aquí, a finales del siglo XIX, un grupo de amantes de los perros consiguió crear una nueva raza de perro inglés, cruzando el Antiguo Bulldog Inglés con el Bullenbeisser (Mastín Alemán). Su nombre significa boxeador, por su indomable valor en el combate.

Aspecto del Boxer

El aspecto de un bóxer de raza pura debe cumplir con ciertas características y normas.

  • La altura a la cruz del perro varía entre 53 y 63 cm (según se trate de un macho o una hembra).
  • Su peso varía según el sexo, oscilando entre 20 y 40 kg.
  • Tiene un hocico corto y ancho, con el labio superior cubriendo el inferior y una mandíbula muy potente.
  • Sus orejas son triangulares y apuntan hacia delante. En el pasado, se solían recortar para cumplir con los estándares estéticos, pero afortunadamente esta práctica casi ha desaparecido, al igual que la cola.
  • El pelaje de este perro es brillante y escaso, con un color parecido al del tigre (leonado o blanco).

Carácter del Boxer

Las razas de las que procede el bóxer son muy fuertes y agresivas. De hecho, en sus inicios, ésta era una característica de la raza.

Posteriormente, mediante un cuidadoso proceso de "refinamiento" de la selección, se creó un perro con un carácter muy equilibrado.

Es fuerte y valiente como perro de defensa, pero igual de sociable y dócil como perro de compañía.

Estas características lo convierten tanto en un excelente perro guardián como en un fantástico compañero de juegos para los niños, característica que se observa en muchos perros molosos.

El hecho de que sea un perro extremadamente posesivo en relación con su dueño y su familia es la razón por la que es un excelente perro defensivo.

Este es un aspecto que suele ser útil modular mediante una educación y un adiestramiento adecuados, para que su agresividad, destinada a defender al propietario, no se dirija a personas ajenas a la familia, pero sin malas intenciones.

La sociabilidad del bóxer es incluso exuberante: es un perro alegre al que le gusta el aire libre y el contacto físico tanto con las personas como con otros animales.

Educación del Boxer

El único aspecto en el que el Bóxer es un perro ligeramente deficiente es la docilidad (que no debe entenderse como rendición y obediencia a su dueño).

De hecho, hay que decir que, sobre todo en el caso de los machos, es un perro que requiere algo más de esfuerzo para su manejo y educación, ya que es muy testarudo.

Como con todos los perros, es importante empatizar y encontrar la clave adecuada para que acepte a su dueño como tal y le obedezca. Evidentemente, una educación correcta y una buena formación ayudarán.

Debido a sus inclinaciones temperamentales, el bóxer se utiliza ampliamente no sólo como perro de guardia y de compañía, sino también como perro de ayuda policial y como compañero de los ciegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad